Sacaleches

Promoción de la lactancia materna. Uso y elección del sacaleches.

Limpieza y esterilización del sacaleches.

El correcto uso y mantenimiento del sacaleches es una de las tareas que no deben olvidarse, de ello depende el evitar la proliferación de bacterias que podrían perjudicar al bebé.

Para la correcta limpieza y esterilización de nuestro sacaleches es conveniente seguir las instrucciones del fabricante. Algunos sacaleches no soportan determinados métodos de esterilización y podrían resultar dañados.

Aparato esterilizador de sacaleches

Esterilizador de microondas

Recuerde lavarse bien las manos antes de manipular el sacaleches. Tocar nuestro sacaleches recién esterilizado con las manos sin lavar anularía todo el proceso.

Lave su sacaleches después de cada uso con agua caliente y jabón para vajillas (tipo mistol). También puede usar su lavavajillas automático para lavar su sacaleches. Un programa con agua caliente mejora el nivel de lavado.

La esterilización del sacaleches debe hacerse periódicamente, dejándolo después secar al aire. Si realiza el lavado habitual en el lavavajillas con agua caliente la esterilización puede hacerse menos frecuentemente.

La frecuencia de esterilización depende de 2 factores:

1) Por un lado, de la situación del bebé que vaya a tomar la leche. Si se trata de un bebé menor de 3 meses, enfermo, prematuro o con las defensas disminuidas, es recomendable esterilizar a diario. En caso de que sea un niño sano mayor de 3-4 meses, la esterilización puede hacerse menos frecuentemente.

2) La frecuencia de esterilización también depende del tiempo que se vaya a almacenar la leche. Cuanto más tiempo, más a menudo hay que esterilizar.

Recuerde leer las instrucciones del fabricante antes de eligir el método para esterilizar su sacaleches. En el mercado existen muchos aparatos para la esterilización de los sacaleches y seguro que encontrará uno adecuado.

Etiquetas: , , , ,

Escribe una respuesta

Un moderador leerá tu comentario y este podría tardar un poco en aparecer en el blog. No hace falta que lo vuelvas a escribir o enviar.